EuroIndie


Equiparar a cada una de las selecciones participantes en la Eurocopa con un grupo indie en virtud de algún rasgo característico compartido. Ese fue el juego que motivo #EuroIndie, una serie de tweets publicados antes de que comenzara el torneo. El desarrollo del mismo ha revelado algunas comparaciones como absurdas, aunque otras han  resultado más acertadas:
  • Como ese grupo que está en un gran festival para cubrir la cuota local, pero tiene argumentos para sorprender, Polonia es Pony Bravo.
  • Como esa banda a la que le sale de chiripa un 'One Hit Wonder' tipo "Bohemian Like You" Grecia es The Dandy Warhols (desde el 2004).
  • Como ese grupo oscuro del que puedes esperar lo mejor y lo peor en el mismo concierto, Rusia es The Horrors.
  • Como ese sonido frágil que lo escuchas temiendo que se rompa, la República Checa de Rosicky es Sigur Rós.
  • Como esa banda que llevas esperando toda la vida a que saque su definitivo gran disco con el que triunfen, Holanda es Jimmy Eat World.
  • Como ese grupo que añora el sonido de un pasado mejor en el que su estilo triunfaba, Dinamarca es Editors.
  • Como esa artista que siempre triunfó pero no emocionaba, y es ahora cuando gusta, pero no gana tanto, Alemania es Christina Rosenvinge.
  • Como ese supergrupo en el que coinciden estrellas de otras bandas, pero que juntas no funcionan, Portugal es Them Crooked Vultures.
  • Como esa banda indie que, al lograr un éxito masivo, sus descubridores la critican aunque siga siendo sublime, España es Arcade Fire.
  • Como ese grupo del que ya nadie espera nada creativo, pero que metido en faena y por su oficio es capaz de todo, Italia es The Cure.
  • Como esa cantautora con tantos y tantos defensores, y tan conservadora en sus planteamientos, Irlanda es, por derecho, Russian Red.
  • Como esa banda en la que parece que cada uno toca por su lado, rayando entre lo amateur y lo genial, Croacia es The Wave Pictures.
  • Como ese grupo que perdió a su líder e inspirador, pero que sin él intenta seguir adelante, Ucrania, sin Shevchenko, es New Order.
  • Como esa banda en la que su líder se cree que él lo es todo pero lo intenta en solitario y fracasa, la Suecia de Ibra es The Killers.
  • Como ese grupo que superó sus demonios interiores, y que ahora parece rehabilitado y listo para volver, Francia es The Stone Roses.
  • Como esa banda cuya gracia reside en la chulería y en creerse dioses, cuando son más malos que el diablo, Inglaterra es The Libertines.