Están jodiendo; lo estás viendo

Sin solución de continuidad el canal que ofrecía la señal de CNN+ pasó a emitir Gran Hermano 24 Horas. Del "Está pasando; lo estás viendo" al "Están jodiendo; lo estás viendo" (valgan las tres acepciones que la RAE recoge para el verbo 'joder').


En el útimo día de la cadena de noticias, algunos de sus presentadores tuvieron la oportunidad de despedirse. Seguramente nunca pudieron hablar con mayor libertad, lo cual hizo posible escuchar frases como la de Belén Chiloeches, insinuando que "podríamos hablar de malas gestiones; preferimos hablar de buen periodismo" o Benjamín López, acordándose de las "cientos de personas que han pasado por aquí durante todo este tiempo y que, en multitud de ocasiones (...) han hecho mucho más que lo que su contrato les exigía". "Probablemente todos pagamos ahora los errores de otros", sentenció la última voz que se escuchó en CNN+ antes de que aparecieran los gritos de los concursantes de Gran Hermano. Antes que ellos otro trabajador de Prisa se había atrevido a criticar a sus patronos. Fue Enric González, que en una columna escrita para El País y que no fue publicada por la censura del diario, ironizaba de la siguiente manera: "No quiero ponerme en lo peor, pero cualquier día, en cualquier empresa, van a rebajar el sueldo a los obreros para financiar la ludopatía bursátil de los dueños". Hoy, González está destinado como corresponsal en Jerusalén y ya no escribe artículos de opinión en el periódico.
Los medios de comunicación privados son, ante todo, privados, así que pueden tomar las decisiones económicas que crean oportunas. Ayer quedó demostrado, una vez más, que su beneficio personal suele estar muy por delante del beneficio social. Por eso son imprescindibles los medios de comunicación públicos. Al fin y al cabo, el panorama indica que dentro de nada el buen periodismo tendrá que ser considerado como un elemento cultural más a proteger por el Estado, como ya lo es la pintura, el teatro o la danza. Hoy no existe CNN+, pero Radio Televisión Española ofrece un producto similar con su Canal 24 Horas. Disfrutémoslo mientras no se privatice el Estado.

La familia de Mourinho IV

Toda buena estirpe merece un gran retrato, sobre todo si su naturaleza sobrepasa lo terrenal. La del rey Felipe IV quedó inmortalizada por Velázquez en Las Meninas, así como la de Carlos IV lo fue por Goya en La familia de Carlos IV. Más allá de la imagen física del monarca y sus parientes, ambos cuadros se consideran obras maestras por, entre otras muchas razones, haber conseguido legar una radiografía de los valores que imperaban en la corte de la época.

Pese a carecer de sangre azul, el clan que forma el actual cuerpo técnico del Real Madrid no desmerece un ápice, en lo que a divinidad se refiere, a Habsburgos o Borbones. Por ello resultaba imprescindible tener una imagen que plasmara la particular idiosincrasia de esta casta de portugueses que dirige los designios de la entidad blanca. Liderados por José Mourinho (a partir de ahora Mourinho IV, al ser el Madrid su cuarto reinado tras los de Oporto, Chelsea e Inter), un amplio equipo de técnicos lusos ha impuesto sus modos de hacer de forma absolutista en un club que, hasta no hace mucho, era venerado en el mundo entero por su talante y caballerosidad. Sin embargo esa fama está condenada a quedar enterrada en el pasado. No hay semana que se eche una palada de tierra a la imagen del Real Madrid. Cuando no es Mourinho despreciando a un rival, quejándose de los arbitrajes, ridiculizando a uno de sus jugadores o riéndose del juego limpio, es cualquiera de su familia de colaboradores los que se encargan de socavar el prestigio institucional de la entidad que les contrató. En Gijón Rui Farias (el preparador físico) tuvo la "elegancia" de mandar a Segunda al Sporting en la cara de su entrenador, Manolo Preciado. En aquel momento se conoció lo sucedido por el testimonio de algunos testigos, ya que no se pudo obtener ninguna imagen de la reyerta. Ayer, en cambio, sí quedó retratado de manera fiel el comportamiento altanero de la corte de Mou, dejando para la posteridad una imagen que simboliza por sí sola lo que está suponiendo este reinado. En el descanso del partido entre el Madrid y el Sevilla, Silvino Louro (el preparador de porteros de Mourinho) protagonizó un altercado con el banquillo del Sevilla. Louro se encaró con varios de los miembros hispalenses, en especial con el delegado sevillista Cristóbal Soria (un tipo que por su querencia a las broncas, su escasa elegancia y su nula educación, resulta merecedor de un cargo en el actual organigrama técnico del Real Madrid). Con su pendenciera maniobra de envite, el exaltado portugués se llevó por delante a Agustín Herrerín, el delegado de campo del Santiago Bernabéu. Herrerín, mítico trabajador que ha dedicado toda su vida al club blanco, quedó tendido en el suelo sin que nadie de los que formaban aquella lamentable tangana parecieran reparar en él.


En ese instante quedó retratado para siempre La familia de Mourinho IV; un cuadro en el que podrá verse para siempre cómo los valores tradicionales del Real Madrid representados por el heptagenario Agustín Herrerín (caballerosidad, educación, respeto, etc.), quedaron vilmente apartados en favor de la chulería, la provocación y los malos modales del clan de los portugueses. Todo un cuadro.

Barça y Qatar: Más que un patrocinio

Dice la página de Unicef sobre Qatar y el resto de países de la región del Golfo Pérsico:

El abuso de los niños, niñas y mujeres, la baja edad mínima para contraer matrimonio y la deficiente calidad de los programas escolares son motivo de preocupación, pese a que se dispone de pocas estadísticas empíricas sobre esos problemas.

Es un dato que debería conocer el Fútbol Club Barcelona, pues es información que proporciona la primera entidad que ocupó significativamente la camiseta de su equipo de fútbol acerca de la que lo hará como segunda en toda la historia. Se dice desde el club catalán que sus responsables de marketing y los de Nike (la multinacional que confecciona las camisetas azulgranas y sobre la que pesan diversas denuncias por explotación infantil) están trabajando en un diseño que permita combinar los logos de la agencia de la Naciones Unidas para la protección de la infancia y el de la institución qatarí. Tal vez la mejor manera de incluir ambos diseños en el uniforme es colocando el de Qatar en el pecho (concretamente en el lugar en el que se suele guardar la cartera) y el de Unicef en el dorso de la camiseta (en la parte trasera, la que coincide con el culo).

El Barça ha sido el último gran club de fútbol en sucumbir a la tentación de "manchar" su camiseta con publicidad. El penúltimo fue el Athletic de Bilbao, otra entidad a la que se asocian una serie de valores tradicionales más allá de los económicos que imperan hoy en día en el deporte profesional. Los bilbaínos lucen desde hace dos años el logotipo de la refinería Petronor, aunque un poco antes  su presidente, Fernando García Macua había ensayado máculas más innocuas al sentimiento como el símbolo del centenario o el logotipo de promoción turística de Euskadi. Para acabar con más de un siglo sin promociones comerciales en su camiseta, el Barcelona también tuvo que idear un plan que permitiera que su masa social fuera aceptando poco a poco la nueva situación y así surgió la oportunidad de Unicef. Con el acuerdo firmado entre los azulgranas y la agencia de la ONU, el Barça conseguía universalizar su imagen con valores solidarios y, al mismo tiempo, preparar el terreno para colocar publicidad en su camiseta. Esta semana el plan ha culminado con la presentación del acuerdo entre el Barcelona y Qatar Foundation, por el que la segunda pagará a la primera 160 millones de euros a cambio de que su imagen aparezca en la camiseta azulgrana durante cinco temporadas. En su primera experiencia con publicidad en la camiseta el Barça quiso catar con Unicef; ahora con Qatar se ha decidido ha dar un buen mordisco con el único sabor del dinero como objetivo.


Con la decisión de vender su uniforme como soporte publicitario los culés han perdido un valioso argumento para presumir que son "més que un club". Pero tampoco es que ahora sean un club más en este ámbito, pues en España ninguna entidad de Primera División promociona los intereses de una monarquía absoluta en la que todavía se aplican algunos preceptos de la Sharia, en la que la homosexualidad es delito, y en la que las mujeres siguen siendo objeto de discriminación. Parece evidente que en ese sentido el Fútbol Club Barcelona se ha asegurado su singularidad.

Tragedia griega

"Vete al teatro, Mourinho vete al teatro", cantó a coro todo el Camp Nou, ignorando que el entrenador portugués ya estaba asistiendo a la representación de una auténtica tragedia griega: el final de su mito. Ayer cayó con estrépito aquel protagonista que se creía un ser infalible, como si su figura estuviera tocada por los mismísimos dioses del Olimpo. De igual forma que los héroes de Sófocles o Eurípides, el personaje de Mourinho vivía convencido de prevalecer ante todo, incluso frente a su propio destino. Pero Mou olvidó que él también es mortal.

El Madrid fue humillado ante el Barça, pero no fue la primera vez en su historia que le hacían una manita. En cambio sí fue el primer revolcón serio en España de Mourinho y, por extensión, de toda la corte de aduladores que confiaban ciegamente en él, como confían los débiles en los dictadores de mano dura. Estos parecían ignorar que, aunque no un 5-0, el “gran” Mou, como cualquier entrenador, ya había sufrido varapalos vergonzantes, entre los que destacan aquella vez que el Barnsley, un equipo de segunda, lo eliminó de la FA Cup en la 2007-2008 o cuando, el para algunos inmaculado currículo del portugués, fue emborronado con un cese firmado por el dueño del Chelsea.

Para un tipo que, despreciando los aspectos éticos y estéticos del deporte, ha querido reducir el debate futbolístico al único baremo del resultado, una derrota debería significar la muerte. Antes él enterró el señorío del Real Madrid, arrastrando por el fango la imagen de un club que debería estar muy por encima de la chulería y la prepotencia de su técnico. Hasta ahora eso se le permitía porque ganaba siempre, pero la debacle de ayer en Barcelona obliga a replantear el papel de su entrenador por parte de los responsables del club (habitual eufemismo para denominar a Florentino Pérez). Al fin y al cabo, la catarsis es el objetivo final de toda tragedia griega, pues de lo contrario se queda en tragedia, sin más.

Cuestión de enfoque

Qué casualidad que ABC y El Mundo hayan decidido cerrar el plano de su foto de portada. Así visto parece que Mas salió al balcón a celebrar la victoria con la bandera de España.



En cambio El Periódico y La Vanguardia ofrecen la misma imagen con un plano más amplio.


 A veces una imagen puede manipular mejor que mil palabras.

El portal MSN con símbolos del independetismo catalán

Sorprende ver el especial sobre las elecciones catalanas de MSN. El portal multimedia en España de Microsoft ha utilizado símbolos independentistas para crear las imágenes que ilustran la cobertura informativa.
En la cabecera del especial, llamado "Vive Cataluña", aparece una imagen de la silueta del territorio catalán pintado de rojo y con una estrella en el centro.


En otros de los logotipos creados para esta cobertura se puede ver de nuevo la silueta de Cataluña en barras rojas y amarillas acompañadas de un triángulo azul a su izquierda.


Sabido es que ni la estrella ni el triángulo azul forman parte de la bandera oficial de Cataluña (la senyera), sino que son elementos añadidos por los independentistas para crear una enseña propia (conocida como la estelada).

*Actualización 24/11/2010: Un día después, MSN cambió los símbolos independentistas por los oficiales de la comunidad autónoma.



Los candidatos al premio Puskas al mejor gol 2010

La FIFA ha hecho públicos los 10 tantos candidatos al premio Puskas al mejor gol de 2010. Estos son mis favoritos:

1. Hamit ALTINTOP. La volea perfecta.




2. Linu HALLENIUS. Van Basten reencarnado.




3. Kumi YOKOYAMA. ¿Oliver Attom era mujer?




4. Samir NASRI. El balón cosido al pie.




5. Gio VAN BRONCKHORST. Un misil tierra-aire.




6. NEYMAR. Postal desde Brasil.




7. Arjen ROBBEN. Qué chupón, pero qué bueno.




8. Lionel MESSI. Otro día más en la oficina.




9. Siphiwe TSHABALALA. El primero del Mundial.




10. Matthew BURROWS. A la remangillé nada hay que perder.

Gran Vía: La calzada de Chiquito

Desde hace unos días Madrid honra involuntariamente a Chiquito de la Calzada en pleno centenario de la Gran Vía. En uno de los puntos más transitados de la famosa arteria de la capital de España, entre las calles Fuencarral y Montera, se indica un paso de cebra con el icono de un peatón que recuerda inmediatamente a una de las posturas básicas de Chiquito.


Parece mentira que nadie hubiera reparado antes en las enormes posibilidades para la señalización vial que ofrece Chiquito. Y es que ese muñeco pintado en la carretera parece decir ¡Quietooorrrr cobarde! Si quieres cruzar de calzada haz como Chiquito y ten cudadín!

Periodistas entre el paro y el pluriempleo


“La culpa del paro en España es de Zapatero”, dice el mismo periodista desde una tertulia matinal de radio, por la tarde en un encuentro digital en una página web, por la noche en un programa de debate televisivo y al día siguiente, en la columna de opinión de un periódico. Y es que una sola persona es capaz de acaparar hasta cinco trabajos o colaboraciones en medios de comunicación, mientras 6.500 periodistas engrosan la lista de desempleados. Quizá la culpa del paro en España sea de Zapatero, pero no hay duda de que en el sector de los medios de comunicación cuenta con abundantes secuaces.
Donde resulta más evidente el pluriempleo periodístico es en las tertulias políticas. Cada aparición suele retribuirse por una cantidad que oscila entre los 500 y los 1.000 euros. Es decir, que con una o dos apariciones al mes cualquier tertuliano gana más que la mayoría de los “redactores rasos” de este país. Difícil, por no decir imposible, es encontrar a algún tertuliano que se limite a un solo espacio. Ejemplos hay muchos: Carmen Tomás tiene un programa en Libertad Digital TV al mismo tiempo que es tertuliana de Intereconomía y habitual en los debates de Telemadrid; Miguel Ángel Rodríguez aparece en La Noria de Telecinco, en Curri y compañía de La10, en Espejo Público de Antena 3, en Herrera en la Onda de Onda Cero, y en alguna otra ventana más; Carlos Carnicero es tertuliano de cabecera de distintos programas de la Ser, escribe asiduamente en El País, y aparece en 59 segundos, de Televisión Española; Siro López alternó la jefatura de Deportes de Telemadrid con colaboraciones en Punto Pelota de Intereconomía y, más recientemente, combinó su labor de narrador de baloncesto en la Ser con su asiento fijo en los debates de Josep Pedrerol. Pero el ansia por acaparar no se limita a los tertulianos ni a las colaboraciones. Hay periodistas que copan varios espacios en distintos medios: Manolo Lama presenta diariamente un programa de deportes en Cuatro en la sobremesa y otro en la Ser por la tarde, mientras que los fines de semana se encarga de narrar partidos para la emisora líder de la radio española. Aunque la institucionalización del pluriempleo la ha consagrado Veo7 con el programa La vuelta al mundo, que es presentado cada día de la semana por un periodista responsable de otra ocupación: Pedro J. Ramírez (director de El Mundo), Ernesto Saez de Buruaga ) director de (Así son las mañanas de la Cope), Luis Herrero (director de En casa de Herrero de Esradio) o Carlos Cuesta (redactor jefe de Expansión).
Vanidad y avaricia caracterizan a estos profesionales que no alternan distintos trabajos para poder llegar a final de mes, sino para acaparar más fama y dinero. A cambio 6.500 periodistas en paro quedan abocados al anonimato y la miseria.

Todo el mundo es periodista... menos el de Europa Press

Para las webs de Periodista DigitalNoticias de Navarra, Las Provincias, El Economista, El Norte de Castilla y un buen número más de diarios digitales, resulta que tan periodista es Almudena Ariza, como Florentino Fernández. Incluso los responsables de que se haya publicado esta noticia se podrían considerar como periodistas, ¿por qué no? Poco importa que hayan volcado el contenido sin reparar en el detalle de que en ella se considera a Florentino Fernández o a Pepe Domingo Castaño como periodistas (profesión que ni ellos mismo se atribuyen). Con salir por la tele o hablar por la radio vale para que a alguien se le pueda llamar "periodista".



Lamentablemente, el redactor de Europa Press que ha confeccionado la noticia que estas webs han reproducido sin revisión alguna, no puede ser considerado como periodista. La imposibilidad no viene  dada por el error de apreciación o por la falta de pericia a la hora de buscar un término que agrupe a la abigarrada lista de agraciados con la Antena de Oro de este año. Lo que impide que llamemos "periodista" a esta anónima persona es que ella no sale en la tele.

Los argumentos de Contador suenan a chino Fuyu Li

Un ciclista da positivo por Clembuterol. El valor encontrado en la muestra es ínfimo (aproximadamente entre 10 y 20 veces inferior a la cantidad mínima que la Agencia Mundial contra el Dopaje exige que pueda detectar un laboratorio).  Las máquinas han de ser capaces de encontrar 1.00 ng/mL, aunque se considera que el umbral que indica un consumo de clembuterol con ánimo dopante debe estar en torno a los 2.00 ng/mL. Lo hallado en la muestra del deportista es de 0.05 ng/mL. El ciclista declara: "No tengo ni idea de cómo llegó el Clembuterol a mi cuerpo. Todo lo que sé es que nunca he utilizado productos dopantes en mi a lo largo de mi carrera". Para corroborar su inocencia el acusado recurre a la opinión de un médico experto que sentencia: "Un valor tan extremadamente bajo apunta hacia un caso de contaminación alimentaria. El Clenbuterol está presente en suplementos alimenticios y en algunas carnes".

La historia parece conocida... pero no la protagoniza Alberto Contador, sino Fuyu Li. A este ciclista chino le ocurrió algo parecido a lo que le está sucediendo al tricampeón del Tour de Francia. El corredor asiático del RadioShack lleva suspendido cautelarmente desde marzo de 2010 por un caso casi idéntico al de Contador. Ambos esgrimen el mismo argumento de la contaminación alimentaria como defensa.

La mayor potencia mundial en deportes

Los recientes éxitos del deporte español han hecho pensar a más de uno que España es la mayor potencia mundial al respecto. Pero, ¿es esto verdad o más bien se trata de una exageración chauvinista? Lo cierto es que resulta complicado responder de manera objetiva a esta pregunta. Lo primero que habría que identificar es qué entendemos por deporte mundial y cuántas disciplinas lo conforman. En todo el planeta se desarrollan una enorme cantidad de actividades deportivas, que van desde las más populares y extendidas (fútbol, baloncesto, atletismo, etc.) hasta las menos conocidas. Dentro de este grupo de deportes minoritarios encontramos juegos tradicionales (como el kabaddi), variaciones sobre deportes asentados (como el bandy con respecto al hockey hielo) y actividades modernas creadas “en laboratorio” (como el korfbal). A ellas se suman una serie de disciplinas sobre las que no hay consenso en considerarlas deporte (ajedrez, baile deportivo, orientación, etc.).
Para establecer una criba que permita elaborar un censo de deportes manejable a la hora de dilucidar cuál es la mayor potencia deportiva a nivel mundial resulta imprescindible introducir una serie de criterios restrictivos en cada actividad, tales como profesionalidad, alcance geográfico, existencia de federaciones y competiciones internacionales, número de practicantes y seguidores, etc. El resultado final será siempre subjetivo, ya que dependerá de a qué criterios se les da mayor importancia. Quizá el mecanismo que mayor validez oficiosa tenga a la hora de dilucidar cuál es el mejor país en deporte sea el medallero de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, más allá de la arbitrariedad que supone la elección de las disciplinas participantes, en los Juegos se establece el ránking por el número de medallas y no por disciplinas. De esta manera hay deportes infravalorados con respecto a otros, ya que mientras que en actividades de equipo sólo se reparte un oro, en otras como el atletismo o la natación se ponen en juego decenas.
Por ello a continuación se propone una selección, subjetiva también, en la que se analizan veinte deportes escogidos por su nivel de relevancia; veinte por tratarse de una cifra redonda, manejable,y en la que pueden estar representados los deportes más populares a nivel mundial atendiendo a criterios anteriormente referidos como popularidad, extensión, etc. En cada uno de ellos se tiene en cuenta qué país es el vencedor de la última edición de la competición más prestigiosa de la especialidad, (ya sea la Copa del Mundo, los Juegos Olímpicos o, como en el caso del ciclismo con el Tour, otra competición) para al final, poder establecer una lista que permita conocer cuál es la mayor potencia mundial en deportes atendiendo a esta clasificación.
  • Fútbol: España (Mundial 2010).
  • Cricket: Australia (Mundial 2007).
  • Hockey Hierba: Australia (Mundial 2010).
  • Tenis: España (Rafa Nadal es ganador de 3 de los cuatro torneos del Grand Slam en 2010).
  • Voleibol: Estados Unidos (JJ.OO. 2008).
  • Tenis de mesa: China (Vencedor en individuales y dobles en la Copa del Mundo de 2010).
  • Beisbol: Estados Unidos (Mundial 2009).
  • Golf: Estados Unidos (Los cuatro Majors de 2010 se han repartido entre Estados Unidos, Gran Bretaña, Sudáfrica y Alemania. Para desempatar hay que echar mano de los resultados de 2009, con 2 triunfos norteamericanos, uno argentino y otro coreano).
  • Baloncesto: Estados Unidos (JJ.OO. 2008).
  • Fútbol Americano: Estados Unidos (Mundial 2007).
  • Atletismo: Estados Unidos (Mundial 2009 [10 oros]).
  • Balonmano: Francia (Mundial 2009).
  • Ciclismo: España (Alberto Contador es el vencedor del Tour de Francia 2010).
  • Natación: Estados Unidos (Mundial 2009 [10 oros]).
  • Rugby: Sudáfrica (Mundial 2007).
  • Deportes de invierno: Canadá (JJ.OO. 2009 [14 oros]).
  • Automovilismo: Gran Bretaña (Jenson Button es el campón del Mundial de Fórmula 1 2009).
  • Boxeo: Gran Bretaña (David Haye es el campeón de la WBA).
  • Gimnasia artística femenina: China (Mundial 2009 [6 oros]).
  • Judo: Japón (Mundial 2009 [3 oros]).
Así, el ranking de países quedaría de la siguiente forma:
  1. Estados Unidos (7).
  2. España (3).
  3. Australia, China y Gran Bretaña (2).
  4. Canadá, Francia, Japón y Sudáfrica (1).
Esta lista permite extraer dos conclusiones evidentes: que Estados Unidos es la mayor potencia mundial en deporte y que España se encuentra entre la élite mundial, pero por debajo de los norteamericanos.

Una huelga de chiste

Desde que comenzó la crisis en España hay 16.000 ricos más y cerca de un millón de nuevos parados. Si yo fuera uno de esos 16.000 nuevos millonarios, o alguno de los clásicos, mañana no haría huelga. El 29 de septiembre (una vez acabada la ardua labor de contar y recontar los pingües beneficios que me proporciona la recesión) lo dedicaría a tratar de entender cómo es posible que la mayoría de los trabajadores no vayan a secundar la protesta. Porque seguramente, esa misma mayoría no estará de acuerdo con que sean ellos los que paguen el coste de una crisis que no han causado. Sin embargo irán a trabajar y dejarán escapar una gran oportunidad para dejar patente su descontento.
Quizá haya algunos que teman perder su puesto de trabajo. En pleno siglo XXI hay empresas capaces de tomar drásticas represalias contra un empleado que quiera ejercer su derecho a la huelga. De hecho, hay empresas en las que, en la práctica, está prohibido que sus trabajadores monten un comité de empresa o elijan un representante sindical. Yo conozco alguna. A otros, tal vez, les cueste hacer huelga contra un gobierno socialista y piensen que las medidas adoptadas por Zapatero son imprescindibles e inevitables ante la actual coyuntura económica. Hay quien puede tener reticencias y pensar que protestar contra el actual gobierno beneficia la llegada del PP al poder, un partido al que la actual reforma laboral se le quedaría corta. Sobre las motivaciones “esquiroides” de los trabajadores de derecha (que en este país los hay, y muchos) no cabe ninguna duda. Ya les va bien siendo fieles a su empleador. Parece ser que hoy hay que estar agradecidos por tener trabajo, mañana se tendrá que dar gracias por tener sanidad pública, pasado mañana por poder disfrutar de agua potable y, al siguiente, por tener un poco de aire limpio que respirar.
Finalmente están aquellos que no están dispuestos a perder el 0,27% de su sueldo anual, también por muchos motivos. Hay empresas (alguna conozco) que han obligado a sus empleados a adelantar el trabajo que habría que hacer ese día, con lo cual, ese trabajador que secunde la huelga habrá producido gratis para su empresa y sólo le quedará el beneficio de haber actuado según sus principios y su conciencia.
En principio parecía que existían más motivos para hacer huelga que para no hacerla. Sin embargo según se ha ido acercando la fecha me ha sorprendido cómo aumentan los razonamientos de aquellos que el 29-S van a ir a trabajar. Me resulta curioso que cuando alguien que no va a hacer huelga me pregunta si yo la voy a hacer, y le contesto afirmativamente, nunca me cuestione sobre los motivos de mi decisión. En cambio, sin yo pedírselo, trata de justificarme su postura. ¿Será que lo evidente no necesita explicación, justo al contrario que lo incomprensible? Cualquier decisión, tanto en un lado, como en el otro, resulta respetable, incluso por parte de aquellos que se jactan de ser de Izquierda. Aunque a la próxima persona a la que le guste considerarse progresista que me intente explicar por qué no secunda el parón le contaré un chiste. Es sobre un hombre que quiere afiliarse al partido socialista de su pueblo. El dirigente político encargado de la admisión le pregunta:
- Si tú tuvieras dos casas, ¿estarías dispuesto a ceder una para el uso público, para que puedan beneficiarse aquellos que la necesiten? Tal vez se podría construir en ella una escuela o un centro para la tercera edad.
- Sí, por supuesto. Hay que ayudar a la sociedad- contesta el aspirante a socialista.
- ¿Y si tuvieras dos coches? ¿Podrías ceder uno para que lo usasen, por ejemplo, los médicos a la hora de visitar a enfermos?, vuelve a cuestionar el político.
- Evidentemente, evidentemente.
-¿Y sí tuvieras dos gallinas? ¿Ofrecerías una a la comunidad, para repartir entre los hambrientos?
De repente el aspirante se queda callado, pensativo. Pasados unos segundos, el político le vuelve a preguntar:
-¿Cederías una de las dos gallinas?
A lo que el aspirante finalmente contesta:
-No, la gallina no la cedería. Es que... resulta que dos gallinas sí que tengo.

El lugar donde archiva Israel los documentos de la ONU

Ayer el Consejo de Derechos Humanos de la ONU hizo público su informe acerca del asalto por parte de Israel a la llamada "Flotilla de la libertad" en el que murieron 9 activistas. A continuación se reproduce el diálogo mantenido en la sede del ministerio de asuntos exteriores hebreo entre el funcionario receptor del documento y el mando superior al que debía informar sobre la llegada del informe:

FUNCIONARIO- Señor, ha llegado el informe de la ONU sobre el asunto aquel de la Flotilla de la Libertad.
ALTO MANDO- ¿Y qué dice?
F- Pues básicamente que fue "ilegal y desproporcionado" y " un despliegue de violencia innecesaria". Califican de "inaceptable el nivel de brutalidad" de una operación que, según ellos, "violó gravemente las leyes de derechos humanos y la ley humanitaria internacional".
A M- ¿Y ya está?
F- Bueno, también recuerdan que "el bloqueo a la Franja de Gaza es ilegal y ha generado una clara crisis humanitaria" y concluyen que, pese a no tener "el tiempo suficiente para compilar todos los abusos cometidos por los militares israelíes" aseguran que "las pruebas apoyan las acusaciones de asesinato premeditado, tortura y trato inhumano, entre otros cargos".
A M- Recibido. Archive el informe con el resto de comunicados procedentes de la ONU.

Al rato, el funcionario vuelve al despacho de su superior y pregunta:

F- Perdone jefe, he estado buscando en nuestros archivos y no encuentro ninguna carpeta en la que guardemos las resoluciones de las Naciones Unidas.
A M- Es usted nuevo aquí, ¿verdad?
F- Sí, tan sólo llevo un par de semanas.
A M.- No se preocupe. Le explico el lugar en el cual archivamos las advertencias que nos llegan desde la ONU. Debe aprenderlo porque llegan bastantes. En total creo que son más de cuarenta resoluciones, como la 242, en la que se nos exige "la instauración de una paz justa y perdurable en Oriente Próximo, que pasa por la retirada del Ejército israelí de los territorios ocupados durante el reciente conflicto [en referencia a la Guerra de 1967]", o la resolución 446, donde se dice que "la política y las actuaciones de Israel de establecimiento de asentamientos en los territorios palestinos y árabes ocupados desde 1969 no tienen validez legal y constituyen un serio obstáculo hasta la consecución de una paz justa, global y duradera", o la resolución 471, que nos tacha a los israelíes de "potencia ocupante que no ha facilitado la protección adecuada a la población civil en los territorios ocupados", o la resolución 2443, según la cual  nuestro país "debe desistir en su política de destrucción de casas de la población civil árabe en las áreas ocupadas", o la resolución 194, que indica que "Israel debe permitir a los refugiados que lo deseen regresar a sus hogares lo más pronto posible".
F-. Sí, entiendo, dígame el lugar al cual debo dirigir este tipo de informes.
A M.- Aquí:

En El País prefieren Gol Televisión

Acostumbrados a contemplar cómo Prisa aprovecha las sinergias generadas entre los diferentes medios del grupo sorprende encontrarse con unas fotografías publicadas en el diario El País el lunes 20 de septiembre. En la página 40, dentro de la sección de deportes, la crónica acerca del Atlético de Madrid  -Barça en el que se produjo la dura entrada de Ujfalusi sobre Messi se ilustra con una serie de imágenes que retratan al jugador argentino dolido en el suelo. Lo pasmoso es que algunas de esas fotografías proceden de Gol Televisión, una televisión de Mediapro con la que Prisa se las ha tenido tiesas en la última "guerra del fútbol" por los derechos de retransmisión de los partidos. El hecho resulta aún más increíble si se tiene en cuenta que el partido, además de por Gol Televisión, fue emitido por Canal+ Liga, televisión que pertenece al propio grupo Prisa, editor del El País.


O alguien metió la pata a la hora de firmar las fotografías o resulta que en la redacción de El País prefieren ver el partido por un canal del grupo rival que por la televisión de la propia empresa.

Una promoción pornográfica

Mentir para intentar vender más. Esa suele ser la táctica de algunos teatros, que promocionan sus obras anunciando que sólo estarán un determinado tiempo, con la intención de que el espectador compre cuanto antes sus entradas. Sin embargo en la mayoría de las ocasiones se trata de una mera treta, pues el período previsto de permanencia en cartel es mayor del que se avisa.
Un ejemplo de esta práctica lo encontramos con Una relación pornográfica, que actualmente se representa en el teatro Lara de Madrid. En los carteles promocionales y en la web de la sala se anuncia que la obra sólo permanecera sobre el escenario "4 únicas semanas", hasta el 10 de octubre.


Sin embargo, lo cierto es que en la web oficial de venta de entradas del teatro es posible adquirir billetes para funciones hasta el 31 de octubre. Incluso es posible que la obra permanezca en cartel hasta mediados de noviembre.



Mentir para intentar vender más es, sin duda, una promoción pornográfica.

Al 'scouting' contra España invita La Sexta


El baloncesto es uno de esos deportes en los que, además del talento individual del jugador, es necesario un buen trabajo táctico. El papel del entrenador a la hora de plantear determinadas jugadas se parece mucho al de un ajedrecista, distribuyendo sus piezas en la ejecución de una determinada estrategia conducente al éxito. Tanto en los tiempos muertos de los partidos como en los entrenamientos en cancha y, por supuesto, en las charlas tácticas, los entrenadores trasladan esos planes a sus jugadores. Lo hacen a través de las charlas y de esas pizarritas en la que dibujan movimientos de jugadores, pases, bloqueos y demás ingredientes para sus planes. Evidentemente, un requisito imprescindible para que esas estrategias tengan éxito es que el rival las desconozca, motivo por el cual estas reuniones suelen celebrarse en privado... a no ser que alguien pague (y mucho) para verlo, como ha ocurrido en la selección española de baloncesto.


La Sexta ha venido ofreciendo una amplia cobertura de la preparación mundialista del equipo que dirige Sergio Scariolo. El canal de Mediapro no sólo es el propietario actual de los derechos de retransmisión de los partidos del combinado nacional; también es uno de sus patrocinadores principales. Es decir, que no sólo paga por emitir los encuentros por la Federación Española de Baloncesto, sino que también lo hace para obtener otro tipo de servicios. Uno de ellos ha sido el de poder introducirse en las entrañas del equipo y poder grabar todas esas charlas tácticas en las que se establece la estrategia del equipo. De esta manera el espectador ha podido asistir a las indicaciones que Scariolo impartía en cada tiempo muerto de los partidos preparatorios, ha escuchado las instrucciones que el técnico italiano dirigía a sus jugadores desde el banquillo merced a un micrófono instalado en su polo, ha visto algunas de las sesiones de video en las que se analizan los movimientos del rival y las claves para combatirlos e, incluso, ha podido profanar un lugar tan sagrado para los deportistas como es el vestuario y contemplar los momentos previos a un partido. Todo ello ha supuesto un espectacular documento periodístico y un auténtico lujo para el aficionado, aunque haya sido a costa del bien del equipo. Cualquiera de los rivales de España en el Mundial ha podido tener fácil acceso a ese trabajo estratégico. El scouting (como se suele denominar a la labor de espionaje del rival deportivo) les ha salido gratis a Francia, Lituania, Canadá... y al resto de selecciones con las que se enfrenarán La Roja, pues La Sexta invita. Además de ver lo que han hecho los Navarro, Rudy, Marc Gasol, etc. también pueden saber qué es lo que han pretendido hacer explicado de viva voz por su entrenador. La Federación Española ha decidido vender una parte importante del trabajo de la Selección por dinero. Ahora que empieza el Mundial de Turquía, esperemos que, por el bien del equipo, se empiece a valorar un poco más los factores deportivos en lugar de los económicos. 

La reforma laboral ideal para la patronal

Si la reforma laboral del Gobierno no ha satisfecho ni a la patronal ni a los sindicatos hay dos opciones: que haya sido la única posible (la menos mala) o que realmente convenza a uno de los dos agentes sociales, pero el beneficiado diga con la boca pequeña que le parece desacertada. A la vista de los recortes sociales que supone esta medida, a los únicos que les puede haber agradado es a los empresarios, pero tal vez no estén disimulando su descontento porque quieran una ley aún más regresiva para los derechos de los trabajadores. Siendo así, la reforma laboral idel para la patronal tendría que incluir los siguientes puntos:

Causas del despido.

Por cuestión de horario:
  • Si el trabajador llega tarde.
  • Si el trabajador llega pronto (y con ello provoca gasto de luz y aire a la empresa).
  • Si el trabajador llega a su hora en punto (dejando mal a su patrón, que puede llegar más tarde).
Económicas:
  • Si el empresario entra en pérdidas.
  • Si el empresario disminuye sus beneficios.
  • Si el empresario prevee una reducción de sus beneficios.
  • Si el empresario tiene un día una pesadilla y sueña que tiene que ir a comer a un Burger King. 

Indemnización por despido.

Despido improcedente:
  • El empresario tendrá que indemnizar al trabajador con un bolígrafo Bic cristal y un paquete de folios reciclados por año trabajado.
Despido objetivo:
  • El trabajador tendrá que indemnizar al empresario con una suma monetaria equivalente a 45 días por año explotado.
 
Negociación colectiva.

  • El empresario negociará el convenio con un representante de los trabajadores, el cual tendrá la función de sujetar un espejo para que el patrón pueda ver la cara a alguien mientras decide las condiciones consigo mismo
Derecho de huelga.

  • El único tipo de huelga que se autoriza será la modalidad japonesa, la cual podrá ser convocada única y exclusivamente por el empresario en épocas en que necesite aumentar la producción.

Prestación por desempleo.

  • El trabajador que obtenga del Estado un subsidio por desempleo tendrá la obligación de destinar un 50% de esos ingresos a la empresa que le despidió, al ser ésta la que le facilitó obtener dicha renta.

Bajas.

  • El único supuesto en el que un trabajador pueda solicitar una baja por incapacidad será el fallecimiento, aunque sólo en los casos en los que la muerte impida al trabajador continuar con la producción.

Trincherazo


Gregorio Gordo, portavoz de la ganadería de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, invitó a Esperanza Aguirre a condenar el franquismo durante el transcurso de una lidia dialéctica celebrada hace unos días en el parlamento regional. La diestra pepera (más diestra que nunca), lejos de amilanarse ante tal embestida dirigida por el pitón zurdo, se echó la muleta a la derecha y, alejándose del centro del ruedo político con dirección a zonas más extremas, eludió al astado reinventando el trincherazo. Trincherazo porque así se denomina en tauromaquia el pase en el que el torero da salida al toro por el lado contrario a la mano donde tiene la muleta, pero trincherazo, sobre todo, porque la Presidenta de la Comunidad se echó a las zanjas guerracivilistas para disparar argumentos ya usados en su tiempo por la CEDA o la Falange. Aguirre se negó a censurar la dictadura de Franco hasta que Gordo y los suyos no hicieran lo propio con, entre otros sucesos, “el golpe del 34”, aquella revolución popular de sindicalistas y nacionalistas que la lideresa equiparó al levantamiento militar del 36. El particular pase de pecho levantó los aplausos de los diputados ocupantes del tendido de sol (bancada en la que algunos parecen añorar eso de poner la cara al astro rey con la camisa nueva). Por fortuna, la faena acabó sin necesidad de utilizar el estoque.

Espero que se me disculpen los símiles taurinos, pero desde que Aguirre declaró la llamada “fiesta nacional” como bien de interés cultural en Madrid, tiendo a tirar del Cossío para analizar cualquier intervención pública suya, por poco o nada que alguna tenga de "bien" o de "cultural". Ya dijo la Presidenta que los toros es todo un arte a proteger, argumentando que como tal lo habían tratado grandes genios de la talla de Lorca, Hemingway o Picasso. Aunque hablando de éste último -del célebre pintor precursor del cubismo, del antifascista militante y comunista confeso, del malagueño de nacimiento y francés de adopción por obra y gracia del exilio- no puedo evitar preguntarme si la percepción de Aguirre sobre la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista no cambiaría si contemplara, por ejemplo, El Guernica. Aunque claro, para que se diera esa circunstancia nuestra Esperanza tendría que visitar el Reina Sofía en lugar de Las Ventas.

Sombras tras el apagón


El 3 de abril se produjo en España el cese definitivo de la televisión analógica. Su sustituta, la TDT, impone mejoras tecnológicas que modifican nuestro panorama audiovisual, siendo el aumento del número de canales a recibir la más evidente. En apenas dos décadas hemos superado el monopolio de TVE primero y el posterior oligopolio formado por ésta junto a las primeras televisiones privadas y autonómicas, para desembocar en la situación actual en la que hay más de una veintena de opciones en abierto disponibles para el televidente.

La existencia de más canales con nuevas propuestas debería propiciar un aumento de la calidad global de la programación televisiva. Sin embargo, la historia demuestra que puede ocurrir todo lo contrario. Considerando que la principal aportación en estas dos últimas décadas por parte de Telecinco y Antena 3 ha sido el surgimiento de la ‘telebasura’ como estrategia para captar audiencia y que la copia de formatos basados en el mal gusto es una constante entre los canales, cabe preguntarse por cuáles serán los planes de los medios recién llegados para hacerse con su parte del pastel. Hasta ahora el panorama no es nada halagüeño. Las ‘novedades’ de las que se alimenta la TDT actual no van más allá de reposiciones y redifusiones de series y programas del pasado, teletiendas, los llamados Call-TV (espacios que rayan en la estafa) y tertulias políticas en las que la opinión partidista, siempre a favor de la ideología del gobierno que concedió la licencia de emisión al canal que las alberga, impide el desarrollo de un debate plural en el que se utilicen argumentos de peso más allá de soflamas y vituperios.

Resulta difícil pensar que la situación vaya a mejorar a corto y medio plazo. Con el mercado publicitario en crisis las cadenas parecen decididas a seguir apostando sobre seguro con productos que, pese a su discutible calidad, resultan baratos y fiables para asegurar una determinada cuota de seguimiento. El morbo, el escándalo o el insulto son considerados por las televisiones conceptos más seguros para lograr audiencia que valores como el rigor, la objetividad o la originalidad. El Estado, que indica por ley que los medios de comunicación deben contribuir al bien común de la sociedad a través del respeto y protección de principios que éstos conculcan diariamente, haría bien en controlar los excesos televisivos perpetrados en nombre de la libre competencia.

Micrófonos cerrados, redes abiertas


 Los medios de comunicación acostumbran a pedir responsabilidad y transparencia a personas y organismos ajenos con la misma facilidad con la que esquivan el foco de la autocrítica hacia sus propias acciones. El denominado cuarto poder, encargado de vigilar a los otros tres, así como a la sociedad en su conjunto, no acostumbra a observarse bajo la misma lupa con la que analiza a los demás. Sin embargo, las nuevas tecnologías de la información han permitido erigir un “quinto poder” de naturaleza más difusa pero que, en cierta medida, permite resolver la eterna pregunta sobre quién vigila al vigilante. Gracias a Internet los ciudadanos pueden conocer datos sobre realidades que antes no eran tratadas por los medios de comunicación tradicionales, entre ellas, noticias sobre la propia dinámica interna de radios, televisiones o periódicos.

Gracias a Twitter y Facebook pudimos conocer que la dirección de la Cadena SER había decidido suspender de empleo y sueldo a Paco González, director de Carrusel Deportivo, el segundo programa más escuchado de la radio española con cerca de 2.200.000 oyentes. Los primeros datos sobre el asunto aparecieron en estas redes sociales horas antes de que lo hicieran en diversos periódicos on-line. Mucho más diferida fue la información que se publicó en la propia web de la SER, que se limitó a difundir una escueta nota con una breve versión oficial de los hechos. Daniel Anido, director de la cadena, impuso una política de silencio que impidió hablar a los profesionales de la casa sobre un asunto que, sin duda, interesaba a quienes hayan escuchado a Paco González en alguno de los 18 años en que éste ha estado al frente del programa. Los micrófonos de la SER se han cerrado para el propio González y para cualquier compañero que quisiera dar su versión sobre los hechos. Curiosa estrategia de ocultismo la de una empresa dedicada a dar noticias. Los jefes de la SER se equivocan si piensan que el tema desaparecerá si ellos lo obvian en antena, pues mientras exista interés, las informaciones y, lo que es peor para ellos, los rumores, seguirán apareciendo en otros medios y en las redes sociales Ocultar información nunca fue un buen negocio para quien vivió de dar noticias y menos en los tiempos que corren, pues si tú no quieres informar ya habrá otro que lo haga.

Demagogias las justas


Pocas palabras se utilizan más demagógicamente que el propio término “demagogia”. Que quien más tenga sea quien más pague en cuestión de impuestos parece algo lógico, pero basta enunciar este principio para que aquel que lo pronuncie sea tachado de demagogo. Parece que demagogia sólo se traduce peyorativamente como un argumento fácil para ganarse el favor del pueblo, como si aquello que gusta mayoritariamente a la “demos” resultara incompatible con que sea justo para el conjunto de la sociedad. Sin embargo, nunca hablamos de ideas oligárquicas, y mira que habría prácticas con las que utilizar tal adjetivo. Sin ir más lejos los esfuerzos que Zapatero ha solicitado a la población son tremendamente oligárquicos, pues la reducción de sueldos al funcionariado, la congelación de las pensiones, y el resto de medidas adoptadas en las últimas fechas para contener el gasto público sólo afectan a las clases medias y bajas, dejando libres de cargas adicionales a las altas.

Aumentar la presión fiscal a los más favorecidos supondría una decisión de justicia social, pero también de eficacia. Teniendo en cuenta que, según estudios, en este país 1.400 personas gestionan una riqueza equivalente al 80% del PIB, sería un suicidio ignorar ese caladero y centrarse solamente en esquilmar el 20% restante. Baste como ejemplo que, según los técnicos de Hacienda, recuperar el impuesto de patrimonio para los que tiene más de 1,5 millones de euros supondría un caudal nuevo para el Estado estimado en 3.637 euros.

Si el gobierno decide mantener a salvo de nuevos gravámenes a las grandes fortunas es muy posible que las clases a las que ya se les ha impuesto un esfuerzo superior se echen a las calles dinamitando la paz social. En cambio, si se decide llevar a cabo una verdadera redistribución de la riqueza existe el riesgo más que probable de que muchos potentados cojan su dinero y se marchen a otro lugar. El gran capital, como las ratas, siempre es el primero en abandonar el barco cuando empieza a zozobrar. Por ello cualquier medida que se tomara en este sentido debería ser adoptada en un marco global para evitar que determinados paraísos fiscales, ya estén en las lejanas Islas Caimán o en las cercanas montañas de Suiza, puedan acoger el dinero medroso que escapa de donde hizo negocio.

Miedo A


Ningún virus se contagia con más facilidad que el miedo. En la sociedad de la información en que vivimos, cualquier relato emitido por los medios de comunicación sobre posibles amenazas globales tiende a extenderse con enorme rapidez. Las noticias relativas a pandemias, desastres naturales y demás males de gran alcance se retroalimentan con el interés de un público que siempre quiere saber más datos y más rápido de lo que la prensa es capaz de ofrecer. En esa situación, los medios ven como la audiencia aumenta la demanda de sus servicios. El alarmismo vende más que la tranquilidad.

Hace unos meses cumplimos el primer aniversario de la aparición de la Gripe A. La gran alarma con la que se vivieron los inicios de la enfermedad contrasta un año después con los datos sobre su incidencia. Durante este tiempo el virus N1H1 ha provocado la muerte de 17.000 personas en todo el planeta, lo cual supone un balance mucho menos dañino que el de la gripe común, cuya incidencia se estima en cerca de 250.000 fallecidos anuales. Desde el comienzo la enfermedad mostró una gran capacidad para extenderse, pero al mismo tiempo que se constataba su alto nivel de contagio la Gripe A ofreció una relativa baja tasa de mortalidad. En ningún territorio el N1H1 se ha mostrado más letal que la gripe normal. Sin embargo la característica que acabó trascendiendo en mayor medida a la sociedad fue la enorme capacidad de transmisión del virus, en lugar de hacerlo la tranquilizante levedad de sus efectos.

La amenaza de la tan temible en sus comienzos como olvidada ahora Gripe A, parece ya superada. Expertos de todo el mundo se dedican ahora a analizar si la Organización Mundial de la Salud se excedió en las medidas adoptadas para prevenir la enfermedad. La desproporción entre éstas y el nivel de peligrosidad que ha demostrado tener finalmente el N1H1 resulta evidente y ha ayudado a disparar las sospechas sobre posibles conspiraciones a favor de la industria farmacéutica. Simultáneamente, algunos miembros de la sociedad se preguntan sobre el papel de los medios de comunicación, que han llenado horas de televisión y radio y páginas de periódicos sobre un asunto que ha acabado teniendo la misma trascendencia que otras amenazas apocalípticas como el Efecto 2000, las Vacas Locas o la propia Gripe Aviar.

Muros de carga


Imagínese un propietario que quiere reformar su piso. La idea incomoda a algunos vecinos que piensan que la obra causará problemas a la estructura del bloque por tocar algunos muros de carga. Tras una reunión de propietarios se da luz verde a la obra. Los vecinos desconformes, convencidos de que la reforma acabará por colapsar el edificio, acuden a los arquitectos municipales para que elaboren un informe sobre los peligros de la obra. Por su parte, el propietario objeto de la polémica advierte que si el resultado del peritaje determina que su deseo no es viable habría que tirar cuantas paredes del edificio se precisen hasta que lo sea.

Ahora no imagine, simplemente recuerde. El tripartito catalán quiso aprobar un nuevo ‘Estatut’. La idea no gustó al PP, que pensó que esa ley causaría problemas a la estructura del Estado al entrar en conflicto con la Constitución. Tras un pleno en el Congreso se dio luz verde al nuevo marco legal. Los populares, creyendo que el ‘Estatut’ acabaría por romper España, decidieron acudir al TC para que elaborara un informe sobre la constitucionalidad de la norma. Por su parte, el tripartito advierte que si la resolución determina que su proyecto no es viable habría que derogar los artículos de la Constitución que fueran necesarios hasta que lo sea.

Los dos casos son similares en tanto que ambos tratan de encajar una estructura menor en otra mayor –supeditando el todo a la parte- antes de saber si es viable hacerlo, pero se diferencian en que para el primer problema existe un mecanismo que impide cautelarmente que se lleve a cabo una acción que pueda contravenir la ley, mientras que para el caso del ‘Estatut’ se carece de una herramienta homóloga. Y es que en España no se puede iniciar legalmente una reforma doméstica sin obtener antes el imprescindible permiso de obras, pero al mismo tiempo, no sólo es que una ley que afecte al funcionamiento básico del Estado pueda aprobarse sin el visto bueno del Constitucional, sino que resulta imposible que el tribunal garante de la carta magna se pronuncie sobre la constitucionalidad de cualquier norma hasta que ésta entre en vigor. Ahora al Estado sólo le queda aguantar el chaparrón y evitar que se produzcan otros similares recuperando el derogado recurso previo de constitucionalidad, un mecanismo indispensable para proteger los muros que sustentan esta casa de todos que llamamos España.

Menudo pollo este Evo


Las declaraciones de Evo Morales en las que vinculaba la homosexualidad a la ingesta de pollo engordado con hormonas femeninas han desatado una gran polémica en todo el mundo. El presidente boliviano expuso ésta y otras ideas de similar nivel -como que la calvicie de los europeos se debe a su dieta-, dentro de una conferencia sobre ecología en la que aprovechó para arremeter con dureza contra el sistema capitalista.

Para entender cómo un Jefe de Estado es capaz de articular pensamientos tan peregrinos resulta necesario conocer la situación educativa que vive su país. Morales aprovecha el analfabetismo funcional que sufre gran parte de la población agrícola de Bolivia para propagar este tipo de teorías que, si bien resultan absurdas a ojos de la comunidad científica internacional, logran convencer a aquellos a quienes verdaderamente se dirige el líder indígena. No hay que olvidar que la mayor parte de sus apoyos electorales proceden de los sectores que tradicionalmente han tenido más dificultades para acceder a una educación de calidad. Ante una audiencia de escaso nivel cultural resulta tan sencillo como práctico propagar barbaridades como que la homosexualidad es poco más que una enfermedad, que el hombre indígena es más sano que el europeo o que los países occidentales están enfermos por culpa de sus avanzados sistemas de vida. Estos planteamientos se encaminan a exaltar el orgullo nacional presentando a los indígenas bolivianos como un pueblo que no ha sido corrompido por el capitalismo.

Hechos como que gran parte de la población rural de Bolivia viva anclada en usos y tradiciones arcaicas, que sea un país aislado internacionalmente (más allá de las relaciones que pueda guardar con otros regímenes similares al estilo del venezolano) o que en él no se respeten derechos básicos como el de la libre elección sexual, se comprenden mejor cuando se escuchan este tipo de intervenciones públicas a cargo del máximo responsable político de ese Estado.

Justicia no es venganza


El Partido Popular ha decidido incorporar como asesor para temas de justicia a Juan José Cortés. El padre de la pequeña Mari Luz, sin experiencia legal previa, ofrecerá sus propuestas de cara a la reforma del Código Penal que se está tramitando en el Congreso, con la intención de lograr un endurecimiento y el cumplimiento íntegro de las penas para los culpables de asesinatos como el de su hija.

Resulta totalmente comprensible que el padre de una niña brutalmente asesinada desee el mayor de los castigos posible para el verdugo. Las razones que le mueven a ello se deben más a un natural afán de venganza que a la pretensión de modificar el Código Penal para lograr unas ley más ecuánime. Juan José Cortés ha pasado de afiliado al PSOE a posible candidato por Huelva de UPyD, para finalizar como asesor del PP. Este abrupto viaje por un espectro político tan amplio indica que detrás de las propuestas de Cortés no existe el imprescindible marco ideológico que ha de acompañar a cualquier proposición que afecte a una norma básica de nuestro ordenamiento jurídico. Es a los partidos políticos a los que debe exigírseles la frialdad y la reflexión profunda que requiere un tema tan sensible. Sin embargo, el grupo que dirige Mariano Rajoy demuestra estar dispuesto a guiarse por Cortés para, en un evidente acto de populismo, aprovechar el apoyo de la ciudadanía a las propuestas de una víctima con quien la sociedad está completamente solidarizada. El interés electoralista y la intención de desgastar al Gobierno explican la intención del PP por instaurar ahora figuras como la ‘cadena perpetua revisable’ que ni siquiera se plantearon en los ocho años en que los populares estuvieron en La Moncloa, con una tasa de delincuencia mayor que la actual.

La justicia empezó a ser tal cuando dejó de impartirse por parte de los damnificados y pasó a desempeñarse por poderes imparciales de acuerdo a leyes legítimamente aprobadas por la sociedad. Introducir en el debate sobre la reforma del Código Penal proposiciones nacidas únicamente del dolor propio de la víctima no hace ningún favor a un legislador que debe velar por el bien común y no por satisfacer la sed de venganza particular. Esta postura puede otorgarle importantes réditos electorales a Rajoy, pero también deja al descubierto una alarmante irresponsabilidad impropia de quien quiere gobernar un Estado de Derecho.

Un Mundial bordado


Han sido muchos años buscando una aguja en un pajar; una aguja con la que bordar la primera estrella sobre nuestro escudo. Durante 76 años, desde la primera participación de España en un Mundial, hemos estado pensando que sería imposible, que jamás la encontraríamos. Hasta ayer.
El gol de Iniesta borró de golpe todos los amargores que se venían repitiendo cadenciosamente cada cuatro años como si de una maldición programada se tratara. Bien en blanco y negro -a través de libros, periódicos y documentales- bien por televisión, en color y en directo, nos dimos cuenta de que habíamos ensayado casi todas las maneras posibles de caer eliminados: atracados mediante un arbitraje favorable al anfitrión (en 1934, ante la Italia de Mussolini, o en 2002, contra la Corea de la empresa automovilística Hyundai, patrocinador preferente de la FIFA), sorprendidos por el mal fario (en México 1986, con el penalti fallado por Eloy ante Bélgica), víctimas de nuestros propios errores (en Argentina 1978, con el fallo imposible de Cardeñosa frente a Brasil, o en Francia 1998, con el autogol de Zubizarreta en el partido de Nigeria), maniatados por la presión (en Chile 1962, donde contábamos con jugadores como Di Stéfano, Puskas, Gento o Luis Suárez, o en 1982 con nuestro ridículo mundial), etc. Un largo y doloroso etcétera que puede resumirse en la mítica imagen de Luis Enrique en Estados Unidos 1994, donde un italiano llamado Tassotti nos partió la cara, un húngaro de nombre Sandor Pohl nos hizo hervir la sangre por no señalar el penalti y uno de los nuestros, Julio Salinas, nos provocó el llanto al fallar un mano a mano frente a Pagliuca. Así se resumía la historia de España en los mundiales, con sangre, sudor y lágrimas siempre amargas. Hasta ayer.
 

Hoy España puede lucir orgullosa en su camiseta roja la estrella dorada que distingue a los campeones del mundo. Hubo un tiempo en que pensamos que habria que coserla a puñaladas, que nuestro único camino era la furia del “A mí Sabino que los arrollo”. Imperdonable desprecio al estilo en un país de artistas. Sólo a través del toque, el mimo al balón y la alegría por jugar hemos conseguido hacernos con el trofeo más valioso del deporte rey. Hilvanando jugadas más o menos maravillosas, pero con la mirada siempre fija en la portería rival, España se ha bordado a mano el ansiado distintivo utilizando hilo de seda y aguja de oro. Ahora tenemos un símbolo a partir del cual construir la leyenda. Esta estrella hay que utilizarla como utilizan los marineros la estrella polar, que siempre les sirve para saber dónde está el norte. El nuestro está en el compromiso con la estética como camino para alcanzar la gloria. Es la creación de un estilo propio para el fútbol español, mezcla de la furia del pasado y el talento del presente. Con él hemos llegado al olimpo. Parece increíble, pero España es por fin la campeona del mundo. Además de para cosernos el premio, no vendría mal usar la aguja para pincharnos la piel y saber que esto no es un sueño.

Corazón partido

¿Con quién irá Naranjito el domingo en la final del Mundial entre los Países Bajos y España? ¿Le tirará más el color de su piel o el de su camiseta?

Narradores a distancia Mundial

En la radio hay una práctica tan extendida como absurda: hacer creer a la audiencia que el narrador de un partido se encuentra in situ en el campo de juego cuando realmente no lo está. La técnica es sencilla. Basta con poner al periodista delante de una televisión que retransmita el encuentro y, como sonido ambiente, la grabación de un partido pasado. En ocasiones, incluso, se utiliza el audio de algún videojuego de fútbol, aunque para este Mundial no basta, ya que estos no incorporan las estruendosas vuvuzelas.
Escucho el Alemania-Argentina a través de una cadena de radio española. El narrador pretende dar en todo momento la sensación de que está en el estadio, pero varios detalles delatan que, seguramente, no lo esté. El fundamental es que su compañero encargado del micrófono inalámbrico entra en emisión a través de un teléfono móvil en lugar de hacerlo por una línea RDSI como lo hace el narrador. El sonido del RDSI es perfecto, mientras que el del teléfono móvil es mucho más sucio. Si el narrador se encontrara en el estadio el inalámbrico emitiría a través del mismo RDSI que utiliza el comentarista que, se supone, está en la tribuna de prensa. Pero como en el estadio, realmente, sólo está el encargado de estar a pie de campo, éste habla a través de un rudimentario móvil. En los partidos de la selección española que emite esta misma radio esa diferencia no ocurre, puesto que tanto narrador como inalámbrico hablan a través del RDSI, con la misma calidad de sonido, ya que ambos lo hacen desde el lugar del acontecimiento. También delata el posible engaño los detalles de la narración, siempre pegados a lo que se ofrece en la televisión. No hay ningún aspecto del partido al que haga referencia el narrador que no se haya visto a través de la pequeña pantalla. Y si uno tiene fino el oído también puede darse cuenta de que la voz del narrador y la del sonido ambiente no empastan bien, percibiéndose como originadas por canales diferentes.
En el caso al que hago referencia, el narrador es muy posible que esté trabajando desde Joahnnesburgo, en el IBC (Centro Internacional de Prensa), y no en Ciudad del Cabo, donde se celebra el encuentro. Pero hay casos peores, como el que denunció el recientemente despedido por Punto Radio, Ángel González Ucelay. En su blog, Ucelay contó que la emisora de Vocento le propuso emitir los partidos del Mundial desde la habitación de un hotel. Ya digo que esta es una práctica muy extendida, pero no por ello menos criticable.

La credibilidad, virtud de la que viven los medios de comunicación, es algo que no hay que ganarse, simplemente basta con no perderla.

Indestructible San Emeterio, destructible España

O Eduardo Rodrigálvarez, periodista de El País, piensa que Euskadi y Cataluña no forman parte de España o ha tenido un desliz de los que hacen época. A raíz del triunfo del Caja Laboral frente al Barça en la final de la liga ACB, Rodrigálvarez firma un reportaje titulado Indestructible San Emeterio sobre el gran héroe del Baskonia, Fernando San Emeterio. El alero santanderino, que anotó una entrada a canasta que empataba el partido en los últimos instantes de la prórroga y transformó el tiro libre adicional que sirvió para ganar el encuentro en el último segundo, es considerado en las páginas del diario del 16 de junio como el "único español del cuadro vasco".


Sin embargo, en el actual Caja Laboral hay otros dos jugadores nacidos en España: el vitoriano Martín Buesa y el barcelonés Pau Ribas. Cierto es que Buesa apenas ha jugado esta temporada (de hecho en el partido de ayer ni siquiera saltó a la cancha), pero forma parte de la plantilla. El otro, Pau Ribas, no sólo está inscrito como jugador baskonista, sino que éste sí que disputó más de nueve minutos del encuentro decisivo, anotando tres puntos antes de ser eliminado por cinco faltas personales, así que no se puede decir que pasara desapercibido para cualquiera que viera el partido.

Un mundial raro

Va a ser un Mundial raro. Raro porque por primera vez se celebra en África, lo cual, además de las incognitas organizativas, abre los pronósticos sobre quién será el ganador. La historia dice que las Copas del Mundo se las lleva un país del mismo continente en que se disputa el torneo. Más concretamente, en América ganan los americanos y en Europa los europeos. Sólo ha habido dos excepciones: en Suecia 58, cuando venció el Brasil del adolescente Pelé, y en Corea-Japón 2002, que hasta hoy ha sido el único mundial organizado fuera de los dos continentes clásicos. Éste también lo ganó la canarinha.
Raro porque se va a jugar en invierno, con frío, así que no se producirán las típicas imágenes de los partidos de sobremesa, con el sol asfixiante dando de plano sobre los jugadores. Habrá temperaturas más suaves, con lo que se perderá algo de esa “épica de la deshidratación” a la que estábamos tan acostumbrados tras Argentina 78, última de estas citas que se celebró en el hemisferio sur.
Pero sobre todo va a ser raro porque la gran favorita es… ¡España! Junto a La Roja, Brasil e Inglaterra se postulan como la terna de principales aspirantes a levantar la Copa. Curiosamente se advierte un cierto cambio de papeles en lo que respecta a la manera histórica en que estos tres equipos han venido entendiendo el juego. España ha dejado a un lado la famosa furia para practicar un fútbol vistoso al estilo de Brasil; Brasil aparcó hace tiempo el jogo bonito a favor de una apuesta por el juego directo y agresivo típico de Inglaterra; e Inglaterra se ha abonado al orden y el rigor defensivo de Italia de la mano del transalpino Fabio Capello. A este trío se les debe sumar otras tres incognitas: la anárquica Argentina, con la mejor delantera del mundo, pero sin nada detrás; Holanda, siempre un seguro de buen juego pero siempre maldita, especialmente en las tandas de penaltis; y Portugal, con un Cristiano Ronaldo capaz de echarse a la espalda al equipo. Inmediadamente después llegan dos clásicos que no pasan por sus mejores horas: Alemania e Italia. La Mannschaft y la Azzurra tienen dos equipos muy discretos. Los primeros en plena transición hacia la multiculturalidad y los segundos con un bloque envejecido debido a la sequía de talento en sus nuevas generaciones. Pero si algo tienen estas escuadras es una inmensa capacidad de competir. Es posible que si decidieran ponerles la camiseta blanca unos y la azul los otros, a 11 ciudadanos culesquiera que pasaran por la calle principal de Hamburgo o de Florencia, también lograrían hacer un buen papel.
Lo dicho, será un mundial raro, y raro puede ser sinónimo de extraordinario.

Al servicio de los privilegiados

Ayer sábado Televisión Española emitió un precioso programa sobre la crisis económica en La 1. Se titulaba Tenis. Final del Madrid Open: Nadal vs. Federer. Alguno se lo perdería pensando ingenuamente que se trataba de un mero acontecimiento deportivo. Pues no. La retransmisión acabó siendo una bella metáfora sobre el funcionamiento del sistema capitalista, su crisis económica y cómo lo están viviendo las distintas clases sociales. Para poder disfrutar del documento había que abstraerse del espectáculo que los dos mejores tenistas del mundo estaban dando en la pista y fijarse en lo que ocurría en las gradas. En los asientos más cercanos a la arena, tan cerca de los protagonistas que podían oir sus lamentos, oler su sudor y hasta ver sus lunares, se situaba una pléyade de celebridades de lo más variopinta.


Utilizando las comillas para poder ser generoso, había “artistas” como Norma Duval, “actrices” de la talla de Ana Obregón, “periodistas” de la fama de María Eugenia Yagüe, famosos consortes como Nicolás Vallejo-Nágera, ricos por obra y gracia de Dios y sin profesión reconocida como Carmen Lomana, etc. Extasiados, más que por el derroche de talento de los respectivos número 1 y 2 de la ATP, por contemplar tan de cerca ese concepto seguramente desconocido para ellos llamado "esfuerzo", tales personajes aparecían ufanos en los planos televisivos con sus gafas de sol y sus ropas de marca. Tenían el lugar más privilegiado del estadio, pero no estaban solos. Si uno miraba un poco más arriba o a cualquiera de los lados, seguía viendo palcos y más palcos ocupados por políticos, empresarios, actores, deportistas y demás carne de la crónica rosa de nuestro país, algunos disfrutando del partido, otros del ambiente, y todos de la gran ceremonia de las apariencias. Ni que decir tiene que ninguno de ellos habrá gastado un solo céntimo en adquirir sus localidades. Quien no fuera invitado por la organización lo habrá sido por alguna empresa que haya adquirido las butacas correspondientes con el ánimo de hacer negocios. Para encontrar a la gente que sí pagó religiosamente su entrada había que esperar a que la realización de TVE mostrara un plano general de La Caja Mágica, pues estos ocupaban los lugares más alejados a la arcilla en la que se desarrollaba el partido.

En las gradas de los partidos de tenis quien más tiene es quien menos paga. Muchos de ellos, demasiados, gozan de todos los privilegios y facilidades del mundo gracias a aquellos que con empeño sufragan los lujos de los aprovechados. A unos se les obliga a participar en el reparto de sacrificios para que los otros puedan disfrutar del reparto de beneficios consiguiente (por supuesto, siempre desde los mejores asientos y a cubierto por si llueve). Si es que el tenis es como la vida misma.

Más allá del fútbol

Aunque ninguna sea de índole futbolística existen cinco razones por las cuales a España le interesa que sea el Inter de Milán el que llegue a la final del Bernabéu.

Económicas: Los aficionados italianos que vinieran a Madrid traerían dinero adicional a nuestro país, lo cual generaría un aumento del PIB español asociado al turismo. Por el contrario, en el caso de que fuera el Barça el que alcanzara la final, sus hinchas, al ser españoles, no estarían trayendo dinero nuevo. Además sería de esperar que los neroazzuri se dejaran más riqueza que los azulgranas. Y no se trata de aquello de la tacañería catalana, sino porque al ser un desplazamiento más largo, muchos italianos optarían por pernoctar en Madrid y aprovecharían para hacer turismo, comprar souvenirs, conocer la gastronomía española, etc.

De seguridad: La presencia de cerca de 30.000 seguidores culés con entrada para el Bernabéu, más todos aquellos que se acercaran a Madrid sin ella, podría generar importantes problemas para el orden público. Conocida es la rivalidad existente entre Barcelona y Madrid, un pique que trasciende lo meramente deportivo para expanderse hacia terrenos más peligrosos. No sería de extrañar que entre la numerosa masa barcelonista hubiera algunos elementos que llegaran con ganas de irritar al madridismo, movimiento dentro del cual, también existen indeseables capaces de responder con violencia, medie o no provocación previa.

Culturales: La conjunción de tres países distintos en un evento de tanta trascendencia como la final de la Champions League podría servir para realizar una interesante manifestación de europeismo. España (como país porganizador), Alemania (a través el Bayern) e Italia (con el Inter) podrían demostrar los fuertes lazos que unen a una Europa diversa. Si en lugar del Inter fuera el Barça el que disputara la final, la cosa quedaría reducida a una cuestión bilateral entre España y Alemania, perdiéndose el rico aporte de la cultura italiana.

Diplomáticas: Cualquier buen anfitrión debe ser imparcial con sus invitados, pero además, debe parecerlo. Si el Barcelona disputara la final, desde Alemania podría pensarse que, al tratarse de un equipo español, podría existir la tentación por parte de los organizadores de beneficiar a sus compatriotas. Además, sabiendo del barcelonismo de Zapatero, no sería descartable que, en cualquier lance del partido nuestro presidente se dejara llevar por la pasión en el palco realizándo algún gesto que pudiera molestar a la canciller Angela Merkel.  Tal y como están las cosas, más vale no agraviar a la locomotora económica de Europa, por lo que pudiera pasar en un futuro.

Estéticas: Estas son algunas de las “reporteras” de la televisión italiana que, quizá se animarían a venir a España a realizar sus programas para animar al Inter: Sara Varone (Mediaset), Miriam Leone (RAI) e Ilaria D'Amico (Sky).


Para quienes sean más propensos a la belleza masculina,  por supuesto, en el palco de honor se contaría con el auténtico playboy italiano: Silvio Berlusconi.