Fichando futuro


Inglaterra sigue caracterizándose por arriesgar en los fichajes. Mientras que nuestros grandes (especialmente el Real Madrid) se gastan habitualmente grandes fortunas en jugadores ya consagrados, en el culmen incluso en el declive de su carrera, los clubes de la Premier optan por fichar a promesas más o menos consagradas. Dejando de un lado al Chelsea los dos máximos exponentes de esta política son Arsenal y Manchester United.
Los de Alex Ferguson, pese ha alzarse con la liga son los que más se están reforzando. A la incorporación de Owen Hargreaves se han sumado los fichajes de dos de las más codiciadas perlas de la liga portuguesa. El primero de ellos es Nani, un jugador rápido que puede actuar en la media punta o pegado a banda gracias a su capacidad de desborde. Proviene de la inagotable cantera del Sporting de Lisboa y en cierta manera recoge el testigo de Figo y Cristiano Ronaldo. A grandes rasgos las características de los tres son similares, si bien es cierto que Nani tiene un físico menos fuerte que el de sus antecesores. Pese a cuajar una excepcional campaña con su equipo aún tiene que demostrar todo lo que de él han supuesto buena parte de los grandes de europa que han andado tras su contratación. Y es que para desembolsar los 25 millones de euros que ha gastado el Manchester, lo devils deben de estar muy seguros de su rendimiento. En el caso del brasileño del Oporto Anderson han sido 30 millones de euros para un jugador de características similares pero aún más jóven: 19 años. Ya se sabe que la edad es inversamente proporcional al riesgo pero hay que pensar sin ir más lejos en el caso de Cristiano Ronaldo. Fue fichado muy joven y hoy está tasado en más de 70 millones de euros. El negocio si decidieran venderlo hoy sería redondo económicamente.
Es de agradecer que los equipos punteros adquieran jóvenes promesas para que terminen de progresar en su formación. Algunos no explotarán del todo, pero otro serán los grandes cracks del momento.